Portugal celebra el 44º aniversario de la legalización de la CB

Durante la década transcurrida entre 1975 y 1985 la legislación europea sobre la Banda Ciudadana se desarrolló cada vez más, siendo muchos los países que procedieron entonces a su respectiva regulación.
De hecho, tras un periodo de desconocimiento e ignorancia demostrado por diversas administraciones, incluido un periodo de total prohibición, los años 80 supusieron el inicio del establecimiento legal del uso de la CB.
En Estados Unidos rápidamente se constató que los 23 canales inicialmente disponibles para este servicio eran insuficientes, ya que el tráfico habitual había saturado su capacidad. La solución fue, bajo tales circunstancias, la ampliación de los 23 canales originales a los 40 clásicos. Esta regulación, sin embargo, llegó tarde a Europa, siendo Italia el primer país en regular legalmente el uso de la Banda Ciudadana, aunque con sólo con 23 canales. La situación fue paradójica, ya que los equipos en venta eran de origen norteamericano y estaban equipado con 40 canales, poniendo a los usuarios muy por delante de la propia normativa.

En Portugal, la Banda Ciudadana fue legalizada en 1978, el 11 de julio, mediante la publicación de un aviso por parte de la CTT, basado en la normativa de los Estados Unidos, contando así, en esos días, con la legislación más avanzada de Europa, contraria a las recomendaciones retrógradas de la CEPT.

En ese momento, fue determinante la acción de los clubes cebeístas, que presionaron a las administraciones de los distintos países, primero por la regularización y la legalización de los equipos existentes y, posteriormente, por una adecuación a las necesidades de los usuarios y la aceptación de la oferta comercial compuesta por equipos que ya venían preparados con potencias y número de canales no conformes con las normas de la época.
El gran desarrollo que se produjo a finales de los 70 se llevó a cabo, pues, con normativas desfasadas o inexistentes, gran cantidad de equipos no homologados en el mercado y en una gran confusión e incertidumbre.
La falta de un estándar claro, según los propios cebeístas, llevó a fabricantes norteamericanos y japoneses a invadir el mercado europeo con equipos de 80 y 120 canales que no contradecían ninguna normativa, ya que simplemente no existían.

La aparición de esta serie de equipos de bajo coste y alto rendimiento sólo fue posible con el desarrollo de un tipo de circuito electrónico muy económico que podía sintetizar series de 40 canales con un solo cristal de cuarzo. Estamos hablando del circuito PLL.
El PLL es un circuito sintetizador de frecuencias que a partir de un oscilador principal controlado por un único cristal de cuarzo y, mediante divisores de frecuencia y mezcladores, puede generar un gran número de frecuencias con la precisión y estabilidad de un cuarzo sin necesidad de cambiar de cristal.
Este desarrollo técnico, junto con la sustitución de transistores por circuitos integrados, abarató y mejoró los equipos, haciéndolos extremadamente populares.
En cuanto a los modos de modulación, sin abandonar la AM, se utilizaron la FM y las bandas laterales (SSB -USB/LSB-), con lo que se ganaba calidad con el uso de la FM y alcance y rendimiento con la SSB.
La recepción se realizaba a partir de un circuito limitador, que consiste en convertir la frecuencia en voltaje, con lo cual la modulación en FM original se convierte en AM y posteriormente se detecta con un diodo en la forma clásica.
El funcionamiento en SSB era diferente y algo más complicado: La modulación consistía en un solo circuito modulador de AM con portadora suprimida mediante un detector. Posteriormente la componente no deseada se suprimía mediante filtrado (inferior para modulación en USB y superior para la modulación en LSB) y la señal resultante pasaba por la etapa del amplificador de potencia de RF. La modulación o detección se procesaba de otra forma: La señal recibida se mezcla con otra originada en un oscilador local que restituía la portadora en un circuito llamado mezclador balanceado, señal que era detectada inmediatamente por métodos convencionales.

Esta década también representa una época de gran dinamismo en la constitución de clubes de la Banda Ciudadana y en una gran proliferación de revistas especializadas, especialmente en Estados Unidos, Francia e Inglaterra.
Portugal está marcado por los logros de los I y II Congresos Nacionales de la CB, la fundación de federaciones regionales, del Sur e Islas, del Centro y del Norte y la fundación de Caparica CB (1982).
Del 28 al 30 de mayo de 1982 se realizó en Figueira da Foz el I Congreso Nacional de la Banda Ciudadana, en el marco de las celebraciones del centenario de la ciudad y organizado por el Clube CB Praia da Claridade (1980). Este Congreso presentó un texto de regulación para el uso de la Banda Ciudadana de acuerdo con los deseos de los usuarios de la CB expresados ​​a través de las respectivas asociaciones. El mismo fue presentado a la Dirección General de Telecomunicaciones, que había comenzado a supervisar lo relacionado con la CB27 en Portugal.

Congreso Nacional de CB en Figueira da Foz (Portugal).
Congreso Nacional de CB en Figueira da Foz (Portugal, 1982).

Durante alrededor de dos años y medio se llevaron a cabo reuniones entre representantes de la Banda Ciudadana mandatados por el I Congreso y la Dirección General de Telecomunicaciones que dieron lugar a un Reglamento para el uso de la CB en 27 MHz. mucho más interesante que el anterior “aviso” de la CTT.
Las conclusiones fueron presentadas en el 2º Congreso Nacional de Banda Ciudadana celebrado del 2 al 4 de noviembre de 1984, de nuevo en Figueira da Foz con la participación de las tres federaciones regionales y la representación de 21 clubes cebeístas.
A partir del 17 y 18 de marzo de 1990, en el VII Congreso de la Federación Europea de la Banda Ciudadana, en Milán (Italia), Portugal pasó a tener un representante de pleno derecho.

Congreso de la ECBF en el Convento dos Capuchos (Portugal, 1992).
Congreso de la ECBF en el Convento dos Capuchos (Portugal, 1992).

Las discusiones entre la Federación Europea de Banda Ciudadana y el Instituto Europeo para la Normalización de las Telecomunicaciones (ETSI) el 7 de abril de 1993 dieron como resultado el acuerdo para el uso de un estándar europeo AM/SSB, un hito histórico en el camino de un estándar europeo digno para la del Ciudadano.

Las generaciones más jóvenes ignoran hoy la importancia que la Banda Ciudadana -la radiocomunicación de TODOS- ha tenido para las comunicaciones de emergencia y que aún podría seguir teniendo si no fuese por ciertos intereses económicos, muchos de ellos poco claros.

***

© Victor Reis, 20080714 [Oficina das Ideias] [Banda do Cidadão] [20220711]
© Protecção dos Direito de Autor ao abrigo do Decreto-Lei n.º 63/85, de 14 de Março, e alterado pelas Leis n.ºs 45/85, de 17 de Setembro, e 114/91, de 3 de Setembro, e Decretos-Leis n.ºs 332/97 e 334/97, ambos de 27 de Novembro, pela Lei n.º 50/2004, de 24 de Agosto, pela Lei n.º 24/2006 de 30 de Junho e pela Lei n.º 16/2008, de 1 de Abril [Código do Direito de Autor e dos Direitos Conexos]

Vicktor Reis

Un artículo de Vítor Reis
(Traducido y publicado por CB27.com con autorización expresa del autor)

Comparte esto ahora:

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.