Locura Digital. Precios de locura

Volver a Opinión

La lógica de la FFCBL, la lógica de la CB

André Antonio, Tonton 12

Tonton 12

Un artículo de André Antonio, Tonton 12, presidente de la Federación Francesa de la CB Libre
Internet, 31 de marzo de 2011

Quiero abordar en este artículo la lógica de todos aquellos y aquellas que tienen una verdadera pasión por la radiocomunicación de entretenimiento y más especialmente por los 27 MHz en todas sus modalidades. Todas las mujeres y hombres para los que nuestro medio de radiocomunicación, que es la CB, no es sólo un simple juguete sino, más bien al contrario, un verdadero medio para implicarse en su utilización.
La Banda Ciudadana en sus comienzos, aquella que conocí desde mi llegada a la frecuencia en julio de 1982, tenía como primer objetivo los contactos por radio, a larga o corta distancia, el saludillo mañanero al amigo o la amiga que partía para su trabajo, el saludo al colega camionero a su paso o al viajante comercial que recorría la zona, etc… El segundo objetivo era la ayuda y la asistencia prestada a otros usuarios de los 27 MHz, ya fuese para hacerle una llamada telefónica a su domicilio y avisar a la mujer o la familia sobre un atraso eventual (sistema que a menudo utilicé para avisar a mi esposa) gracias a los amigos de la frecuencia, ya fuese para hacer de guía por radio, ya fuese para ir a hacer una reparación a alguien en algún sitio. Avisar sobre el tiempo: nieve, hielo, inundaciones, accidentes, obras u otros y los colegas a la escucha en el canal 19 (canal de los camioneros en ruta).

 

Hay que decir que numerosos operadores u operadoras han logrado, gracias a la CB, ganar confianza sobre sí mismos superando su timidez y, por ello, descubrir nuevas amistades en todo ese microcosmos que constituye nuestra sociedad: desde la mujer en el hogar hasta el obrero albañil, del agente de policía al médico, desde el jefe de una empresa hasta una explotación agrícola, desde el artesano al comerciante, desde el representante al camionero, etc… La CB ofrecía y ofrece aún esta apertura al mundo.

Entonces era normal estructurar este medio de radiocomunicación mediante la creación de asociaciones (según la legislación vigente), con ciertas peculiaridades, algunas teniendo como objetivo el DX (contactos lejanos con otros países, intercambio de QSL, numerosos concursos para animar esta modalidad), pero hay que acordarse de los importantes servicios prestados gracias a estos contactos a larga distancia. En este sentido, nuestro desaparecido Hubert Montailloux comentó numerosos casos en el libro “Les amitiés du bout du monde“*.
Otras se estructuraron, gracias a numerosas peticiones de asociaciones deportivas, para prestar su ayuda a la seguridad de los deportistas. Un apoyo significativo mediante la radio durante los eventos deportivos para avisar sobre cualquier incidente o accidente, además de otros servicios.
Hoy en día, estas asociaciones siguen funcionando muy bien**, incluso diría que demasiado bien, pues todas están faltas de personal para responder al 100% a todas las solicitudes.

La lógica del uso de la Banda Ciudadana en aquellos tiempos la sigue siendo aún hoy, pues incluso con los medios modernos de los que disfrutamos en el presente (todos de pago, no hay que olvidarlo) la CB se mantiene complementaria y cumple una función preponderante a desempeñar, tanto en el plano humano como material, mediante su tejido asociativo.

Esta lógica se refleja en el seno de nuestro movimiento federativo con la búsqueda constante para involucrarse en el ámbito de la prevención y de la seguridad a través del “Plan de Sauvegarde Communal“***.

Radio Ayuda Segovia

Nuestro medio está lejos de formar parte de los desechos del pasado. El regreso de la propagación, la llegada de nuevos modelos de aparatos, pero también y sobre todo, esa voluntad desinteresada de los verdaderos apasionados de los 27 MHz, su motivación ejemplar, esa aspiración y su abnegación por un mundo mejor, más calmado, mejor organizado, más previsor… es la más bella garantía de un certero retorno hasta este mundo de la radiocomunicación.

Por tanto, la lógica de nuestro movimiento federativo es la de continuar junto a todos nuestros amigos con la promoción, la representación y la defensa de aquella Banda Ciudadana.

Notas:
*
Traducción libre: “Amistades desde los confines del mundo
** En España el asociacionismo en CB está hoy muy lejos de ser lo que fue en los años 80 y 90 del siglo XX.
*** Parecido a los planes locales de protección civil

Deja un comentario

Your email address will not be published.