Locura Digital. Precios de locura

Activación desde Galicia con antenas de la II Guerra Mundial

La Asociación de Radioaficionados Pórtico da Gloria celebrará los días 25 y 26 de agosto un concurso internacional desde Cospeito (Lugo). Para ello la asociación montará una estación de radioaficionado que utilizará para transmitir las antenas instaladas en el ayuntamiento de la localidad por los nazis en la II Guerra Mundial. El objetivo es dar a conocer reliquias de la comunicación que están totalmente olvidadas y que pueden ser explotadas como un atractivo turístico. Esperan poder contactar con radioaficionados de todo el mundo a través de estas antenas, que como primera utilidad sirvieron a los Alemanes para crear un sistema de radionavegación para facilitar las posiciones de los submarinos.
La frecuencia de trabajo en 11 metros será 27.525 KHz.

Una operadora pendiente de señales de la Luftwaffe.

Una operadora pendiente de señales de la Luftwaffe.

Para dicho evento se desplazarán desde todos los puntos de Galicia radioaficionados hasta la ubicación de las antenas en Cospeito.
Dicho concurso se engloba dentro de las actividades que Pórtico da Gloria está realizando en su décimo aniversario y dentro de los preparativos del VI Congreso Nacional de Radioaficionados que se celebrará en Santiago de Compostela en octubre.

Historia de las torres nazis
Recién finalizada la Guerra Civil, Franco concedió a Hitler la posibilidad de instalar bases de radionavegación que facilitasen el posicionamiento de submarinos, barcos y aviones en el Atlántico. En todo el planeta se instalaron cinco, dos en España (una en Cospeito y la otra en Sevilla), una en Noruega, otra en Gran Bretaña y una más en Francia. Las instaladas en Cospeito son tres de 112 metros de altura y colocadas en línea dejando entre si una distancia de 2.8 kilómetros. Se trajeron desmontadas en piezas en camiones desde Alemania.
Como curiosidad saber que durante la II Guerra Mundial la base sufrió averías y a los alemanes les fue imposible hacer llegar las piezas de recambio y fueron los británicos quien las suministraron. Esto es un claro ejemplo de que las antenas fueron utilizadas por los dos bandos.
Cuando terminó la II Guerra Mundial pasaron a depender del Ejercito del Aire Español hasta 1962 quedando en manos de la Aviación Civil. En 1980 quedaron definitivamente fuera de servicio y perteneciendo hasta ahora al Ministerio de Defensa.
Actualmente la base se encuentra en ruinas y una de las tres antenas ha caído a causa de los temporales del invierno pasado.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.