Locura Digital. Precios de locura

¿Qué ha sido de la CB en carretera?

Algunas estaciones de servicio ubicadas en las principales arterias de comunicación del país muestran, erigiéndose al cielo como últimos vestigios de otra más afortunada época, antenas de radio en Banda Ciudadana que no se mantienen precisamente gracias a la escasa o nula atención que se le prestan. Los operarios y encargados de los establecimientos admiten en algunos casos ignorar por completo su función o las confunden como parte de la infraestructura de transmisión y recepción de datos: “Eso es para internet y para conectar con la empresa“.
A simple vista y oteando el horizonte más allá del mostrador o la cristalera de la oficina no se deja ver ninguna emisorilla o rastro de ella quedando claro que lo único que resta en pie de lo que en su día fue una estación de CB son esas varillas metálicas que aguantan a duras penas el paso del tiempo y los embates meteorológicos, sin saber muy bien cuánto tiempo más va a durar esta agonía.

¿Volverá la CB a la carretera?

¿Volverá la CB a la carretera?

Restos de lo que fue una estación de CB

Restos de lo que fue una estación de CB

Estaciones de servicio que algún día se oyeron en CB

Estaciones de servicio que algún día se oyeron en CB

Dado el riesgo que supone, la legislación española actual no permite el uso de dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro medio o sistema de comunicación mientras se conduce, «excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares».
Véase: manos libres 

>>> Razones para llevar una radio de CB en el automóvil <<<

Comentarios

comentarios

2 comentarios

  1. Ya me gustaria a mi , aveces pienso que soy una dspecie en estincion , que sin ser camionero , solo un aficionado sigo con la emisora en el coche para hablár no se con quien porque cada vez es mas dificil la comu icacion.

    1. ¡Duro ahí, Pedro, que no decaiga! También en carretera, siempre a la escucha en el canal 9, por si nos cruzamos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.